domingo, 18 de abril de 2010

El Chelsea da esperanzas al United


Al igual que podría ocurrir en la liga española, la liga inglesa no parece querer dar un ganador hasta la última jornada. Tras el tropiezo del United la pasada jornada frente al Blackburn Rovers, todo parecía ‘coser y cantar’ para el Chelsea, quien tenía mucho a su favor para acabar con la hegemonía del Manchester United en Inglaterra. Pero el United supo hacerse con el derby frente al City, con un gol en el descuento de Scholes, y ver como el Cheslea tropezaba poco después en White Hart Lane frente al Tottenham, lo que les deja solo un punto por encima de los de Ferguson. A falta de 3 jornadas en el campeonato inglés, todavía es difícil adivinar quién se llevará el título liguero, e incluso saber que cuarto equipo luchará por estar en la Champions League el año que viene.

Si por la mañana se jugaba en Manchester el derby entre United y City, un poco más tarde se iba a jugar en la capital inglesa otro derby, igual de decisivo, entre Tottenham y Chelsea. Los cuatro equipos tenía intereses puestos en el los encuentros, ya que los Red Devils se juegan la liga con los Blues y los Spurs se juegan la cuarta plaza con los Citizens, cosas del fútbol inglés. El Chelsea llegaba presionado a la cita, ya que el United había ganado en el descuento al City. Por su parte, el Tottenham salía con la idea de dar un golpe a la tabla y robarle la cuarta plaza a los de Roberto Mancini.

Finalmente fue el Tottenham el que dio una alegría a sus aficionados venciendo al Chelsea en un partido en el que hay que destacar las buenas actuaciones de los dos parteros, Gomes y Petr Cech. El marcador lo abrió Jermain Defoe de penalti tras una clara mano de Terry. Antes del descanso los de Harry Redknapp aumentaron la diferencia en el luminoso con un gran gol del galés Gareth Bale, quien personalmente creo que está haciendo una temporada increíble, una lástima que Gales no acuda al Mundial de fútbol. En los últimos minutos de partido Lampard maquilló el resultado, después de que Pavlyuchenco hubiera fallado un par de ocasiones más que claras.

El Tottenham se colca cuarto y el Chelsea ve como se le acerca el United, equipo que no va a tirar la toalla para hacerse con su cuarto título liguero consecutivo, una apuesta de Sir Alex Ferguson que todavía se mantiene viva, aunque la eliminación de la Champions League fue un duro palo para la familia Red Devil.

2 comentarios:

futbollium dijo...

Esto es lo bonito del fútbol , no se puede bajar la guardia porque cualquier equipo te mete en un lío . Los derbis dejaron sabor agridulce menos en el de Manchester donde los red devils celebraron con locura la victoria .

un saludo

CALIGULA dijo...

Se pone fulminante la Premier!!!

Excelente blog, felicitaciones!

Saludos de Buenos Aires.