viernes, 5 de diciembre de 2008

George Weah

George Manneh Oppong Ousman Weah, conocido popularmente como George Weah, fue uno de los delanteros más destacados de los noventa. Ha sido el mejor jugador del siglo XX en su país, Liberia, y en su continente.
A Weah le compararon con Van Basten. El africano era un delantero con mucha presencia, juego directo y buena definición. Sus mejores cualidades eran su gran velocidad, una buena técnica, su potencia física y un gran disparo. El gol, estratosférico, que marcó el 8 de septiembre del 96 al Verona, en el minuto 90, es una clara muestra de todas las habilidades que poseía.
George Weah nació el 1 de octubre de 1966 en Monrovia (Liberia). Era todo un portento físico (1’85m).
Fue un delantero, que mientras le duró el físico, marco muchos goles. Algunos de alucinantes como el anteriormente mencionado. Marcó una época tanto en su país como en su continente. Fue el primer africano, de nacionalidad, que ganó el balón de oro y el FIFA World Placer.
Ha sido el mejor jugador de la historia de Liberia y de los mejores del continente africano. Con las estrellas solitarias no llegó a disputar un mundial, pero si dos copas África, en las que logró 1 gol. Weah fue lo máximo para este humilde país, que puso dentro del mapa futbolístico. Jugó en clubes de 6 países diferentes: Liberia, Camerún, Francia, Italia, Inglaterra y E.U.A.
George empezó su carrera en equipos de su país (Young Survivor de Clartown, Bongrange Company, Might Barole e Invincible Eleven) de los que los datos estadísticos son muy escasos. Con los Invincible Eleven jugó 23 partidos y marcó 24 goles.
Estos buenos registros les permitieron emigrar a otro país africano, Camerún. En este país estuvo un año. Jugó en el Tonnerre Yaounde y ganó el la liga del 1988. Los 15 goles en 18 partidos y sus cualidades le permitieron dar el salto hacia el viejo continente.
El Mónaco de Arsene Wegner lo ficho el año 88. El técnico francés fue el “encargado” de pulir a este gran delantero y Weah siempre le ha estado muy agradecido. Con los del principado estuvo 4 temporadas. En las que ganó una copa francesa y llegó a una final de Recopa, que perdió contra el Werder Bremen. El año 1989 fue nombrado mejor jugador del continente africano. Con el Mónaco jugó 129 partidos y marcó 59 goles.
El Liberiano no paraba de crecer y quería ganar títulos. Por este motivo cambio de aires y se fue a la capital francesa. Al gran Paris Saint German de los noventa.

En Paris, estuvo 3 temporadas en las que ganó una liga francesa, una copa de Francia y una copa de la liga. También volvió a ser nombrado mejor jugador Africano el 1994. Sus números en el campeonato francés eran buenos, pero donde más destacaba Weah era en las competiciones europeas. Su gran campaña en la Champions del 94, fue el máximo goleador con 8 tantos, le sirvió para fichar por uno de los más grandes, el Milán. Con el PSG jugó 137 encuentros y anotó 55 goles.

La trayectoria con el Milán fue la que le catapultó a lo más alto del panorama futbolístico. Jugo 4 temporadas y media, se marchó en enero del 2000. Con los italianos ganó títulos individuales y colectivos. Con los de milanelo consiguió 2 scudettos. A título individual ganó el 1995 el FIFA World Player, el balón de oro y el trofeo como mejor jugador de África. Es el único jugador, con nacionalidad africana, que ha ganado el FIFA World Player y el Balón de oro, en toda la historia del fútbol. El Balón de Oro lo ganó por delante de Klinsmann y el FIFA World Placer por delante de su compañero de equipo, Maldini. En el año 96 quedó segundo en el FIFA World Player por detrás de Ronaldo. Fueron unas buenas temporadas en las que pudo demostrar sus grandes cualidades y ser unos de los “primeros” delanteros del siglo XXI. A pesar de jugar con la presión de tener que hacer olvidar al mítico Van Basten, Weah no defraudó. Con el Milán jugó 147 partidos y marcó 58 goles.

El enero del 2000 hizo las maletas hacía Inglaterra. Su destino era Londres, el Chelsea. Weah, en sus últimos años como futbolista, ya tenía sus cualidades muy mermadas. Con los Blues ganó la copa inglesa. Sólo jugó 11 encuentros y anotó 4 goles.
El verano del 2000 se marcha de Londres destino Manchester.

Con el city sólo estubo unos meses y en el enero del 2001 volvió a su Francia querida. Con los The Sky Blues sólo pudo anotar 1 gol en siete partidos. Como indican los datos, Weah ya estaba en el declive de su carrera.

Fichó por el Olympique de Marsella. Con los de Marsella disputó 19 encuentros y marcó 5 goles.
Después de este regresó a la Ligue 1, Weah se marchó a los Emiratos Árabes Unidos. Aquí jugó 2 temporadas con el Al Jazira. En 19 partidos marcó 13 goles. Fue el despido a uno de los más grandes de África. Un jugador que sirvió de modelo para el estereotipo de delantero actual.
Con todos estos equipos Weah disputó, sumando todos los campeonatos nacionales e internacionales, la friolera de 510 partidos y perforó la meta rival en 234 ocasiones. Un promedio de 0’46 goles por partido. En sus goles se podía apreciar la variedad de cualidades que tenía el liberiano: rapidez, potencia, habilidad, buen disparo, remate de cabeza, etc. Un delantero muy completo, que aparte de ser recordado por sus cualidades como futbolista también lo será por ser una gran persona.

Con la Selección de Liberia jugó 60 partidos y marcó 22 goles. Jugó dos copas de África, las únicas en la que ha participado su pais, y estuvo a punto de pasar la primera ronda, en las dos, pero la suerte no les acompañó. Weah, sólo anotó un tanto en esta competición, fue en el partido inaugural de la Copa África del 2002 contra la selección anfitriona, Mali. El partido acabó con empate gracias al gol de Keita, actual jugador del Barça, en el minuto 87. En esta edición Liberia tenía muchas opciones de hacer historia, pero vio como le remontaron dos encuentros en los tres últimos minutos.
Weah siempre será recordado como uno de los grandes delanteros de los noventa. En él se juntaba calidad y potencia. “Sirvió” de modelo para los delanteros que más triunfan en el fútbol de hoy en día.

video

8 comentarios:

ENZO dijo...

El mejor jugador africano de todos los tiempos.Sin duda alguna.
El único que ha ganado el balón de oro.
Es cierto que muy potente.Pero para estar tantos años marcando auténticos golazos hace falta además ser tecnicamente notable (el gol que marcó cruzándose todo el campo lo atestigua.
Daba miedo tenerlo en el equipo contrario.

interantionalball.blogspot.com

Antonio Caballero dijo...

que gran jugador, una leyenda...lo poco que le he visto jugar me ha sorprendido...

un saludo

Nicolas Diaz dijo...

Buen post recordando a este gran jugador..
Que paso con Liberia? sacó algún nuevo jugador conocido? buena pregunta para otros post!
Saludos y voy a buscar algo de información al respecto!

Saludos

Sílvia dijo...

Hola!
Un fuera de serie. e hizo popular al fútbol africano.
saludos
sílvia

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Un gran jugador, entre los cinco mejores de la historia de Africa. Me encantaba verlo, sobre todo, en su etapa en el Milán. un abrazo.

Enric dijo...

@NICOLAZ DIAZ

Del nivel de Weah no ha vuelto a salir ningún jugador conocido.
Como futolistas a destacar:
Prince Akim Daye que jugó en el Bastia y en el Bdajoz.
James Debbah que jugó en el Monaco, PSG, Anderlecht...
Kelvin Sebwe: Monaco, AEK Atenes
Christopher Wreh, sobrino de Weah, que jugó en el Monaco, Arsenal, AEK Atenas, Birmingha, etc...
Estos son los 4 jugadores más destacados de Liberia, pero muy lejos del nivel de Weah.
Ahora hay un jugador joven, Collins John, con futuro. Es nacido en Liberia pero se ha nacionalizado Holandés.
Tardaran años en volver a tener a un Weah

ATP dijo...

Hola!!

No había visto antes el blog. Que decir de George Weah, mi ídolo de toda la vida... Junto con Ronaldo (Il Fenómeno) el más vestial e impresionante de cuantos he visto y he disfrutado.

Con unas estadísticas goleadoras no excesivamente llamativas, pero con un juego devastador para las defensas contrarias. Potente, veloz, fuerte, hábil, incontrolable, desequilibrante, rematador, trabajador... !!una máquina!! Tuvo el honor de ser el primer Balón de Oro no europeo.

Ya me ocupé de él hace unos meses en mi blog porque se lo merecía y la pena es que llegó al Milán con 29 tacos, sino hubiese marcado una época seguro.

Salu2 de

cr7thebestplayer.blogspot.com

Albert dijo...

Qué pedazo de futbolista.
Más que otro Van Basten yo lo veo más el Eto'o del pasado.

Salutacions!