jueves, 20 de noviembre de 2008

Jürgen Klinsmann

Jürgen Klinsmann fue uno de los mejores delanteros centros europeos de las década de los noventa, a finales de los ochenta ya jugaba a un gran nivel.
Nació el 30 de julio de 1964 en Göppingen (Alemania). Klinsmann era el prototipo de jugador alemán ideal: pelo rubio, alto (1’85m), fuerte, luchador, rápido…
A lo largo de su carrera hizo grandes goles: jugadas acrobáticas, grandes arrancadas que culminaba con fuertes disparos…pero siempre será recordado por sus cabezazos y por la rapidez con que se preparaba el remate.
Una anécdota, era capaz de correr los 100 metros en 11 segundos.

Su fama internacional y títulos más importantes los logró con la camiseta de su selección (ganó 1 Mundial y 1 Eurocopa), pero su carrera a nivel de clubes también fue destacada. Jugó en 4 de las 5 ligas más importantes: Italia, Inglaterra, Alemania y Francia. Las camisetas más importantes que se enfundó fueron la del Inter de Milán y la del Bayern Munich, con las que ganó trofeos.
Empezó su carrera en el modesto Stutgarter Kickers, que en aquellos años militaba en la segunda división alemana. Tras unas buenas campañas el Stuttgart lo fichó. En el Stutgarter Kickers jugó 44 partidos y anotó 21 goles, la mayoría de estos (19 goles) los anotó en su última temporada.

Debutó en la Bundesliga con el Stuttgart. Estar en este equipo le permitió seguir creciendo como futbolista y ganar fama. Gracias a sus cualidades, fuerte disparo y buen cabezazo, fue incluido en las convocatorias de la selección alemana. La temporada 87/88 logró ser el máximo goleador de la Bundesliga, 19 goles, y en esta misma campaña debutó con la selección teutona, 12 de diciembre de 1987. Esta campaña también fue elegido como mejor jugador de la Bundesliga. Con la camiseta del Stuttgart disputó 156 partidos y marcó 75 goles. Estos registros le sirvieron para fichar por el campeón italiano, Inter de Milán, el verano del 89.

En Milán coincidió con otros dos mitos alemanes, Mathaus y Brehme. En aquellos años entrenaba el Inter Trapattoni, técnico defensivo. Su primer año no fue malo e hizo 13 dianas. Con estos registros se ganó el respeto del público italiano. En un principio firmó por tres temporadas, pero luego amplio su contrato. Pero la temporada 91-92 fue muy mala, tanto para el club como para Klinsmann, este hecho le hizo cambiar de planes y hizo las maletas. Con los nerazzurris sólo puedo conquistar la copa Italiana y la Uefa, años 90 y 91 respectivamente. En Milán jugó 95 partidos y anotó 34 goles.
Después de su experiencia en el calcio decidió probar suerte en Francia. Se incorporó a las filas del Mónaco. Estuvo dos temporadas en las que marcó 29 goles en 65 encuentros. Estos buenos registros en el principado le valieron para irse a una liga más poderosa, la Premier.

El verano del 94 ficha por el Tottenham. Su inicio fue complicado porque la afición inglesa tenía malos recuerdos,recientes, de la Alemania de Klinsmann. Pero el teutón se ganó al publicó inglés y rindió a un gran nivel. Este buen rendimiento le permitió conseguir el premio al mejor futbolista de la Premier. Con la camiseta de los Spurs jugó 41 partidos y anotó 21 goles.

Tras este breve paso por el fútbol ingles, sólo estuvo una temporada pero que fue muy buena, volvió a su país para jugar en el Bayern. A finales del 95 es elegido como tercer mejor jugador del mundo por la FIFA, esta misma temporada gana la Uefa y es nombrado mejor jugador de la competición. La siguiente campaña gana la Bundesliga con los de Munich. Tras ganar este título vuelve a hacer las maletas con destino a Italia. Con los Bávaros disputó 65 partidos y marcó 31 goles.
Esta nueva aventura, con la Sampdoria, sólo dura unos meses. Con los Blucerchiati sólo jugó 8 partidos y anotó 2 tantos. En el mercado de invierno (enero 1998) se marcha, otra vez, hacia Londres con la intención de retirarse dignamente.
En Inglaterra, Tottenham, volvió a demostrar que los viejos rockeros nunca mueren y marcó 9 goles en 15 encuentros. Se retira el verano del 98 con la camiseta de la selección alemana en el mundial de Francia.
Tras su retirada se fue a vivir a Estados Unidos. En América siguió entrenándose y no perdió su buen estado de forma. Por este motivo, se atrevió, a los 39 años ha jugar en la liga americana con el Orange County Blue Star. Disputó 8 partidos en la temporada 2003-04 en los que marcó 5 goles. Una anécdota más a su gran carrera como profesional.
A lo largo de su trayectoria vistió la camiseta de 8 equipos diferentes, casi 500 partidos oficiales, con una media de 0’47 goles por partido. Sólo con este promedio nos damos cuenta del gran delantero que fue.

Su “vida” con la selección alemana merece un capítulo a parte.
Con la Die Mannschaft jugó 108 partidos y marcó 47 goles. Es el segundo máximo goleador de su historia, igualado con Rudi Völler, y sólo es superado por Gerd Müller.
Con los teutones ganó el Mundial de 1990 en Italia, la Eurocopa del 1996 en Inglaterra y la medalla de bronce en las olimpiadas de Seúl de 1988. También fue subcampeón de la Eurocopa de 1992, perdió contra la Dinarmarca de los Laudrup y Schmeichel. En la Eurocopa de Alemania 88 cayó en semifinales, 1-2 contra la gran Holanda de Koeman, Van Basten, Rijkaard, Gullit…
Debutó con su selección el 12 de diciembre del 1987 contra Brasil, empate a 1. Su primer gol como internacional se lo marcó a Suiza el 27 de abril de 1988.
En total participó en tres fases finales de mundiales y eurocopas. En los mundiales disputó un total de 17 encuentros y anotó 11 goles. En las eurocopas jugó 13 partidos e hizo 5 dianas. Los Mundiales eran su competición preferida.
Su paso por los mundiales dejó una dada curiosa. En el Mundial de Italia 90, que ganó, jugó todos los partidos y sólo marcó 3. Uno de estos tres fue el que sirvió para eliminar a Holanda en octavos, era la venganza de la eliminación en el 88 en su Eurocopa. En el mundial de USA 94 marcó en todos los partidos menos en el de cuartos, donde los alemanes cayeron eliminados por la gran Bulgaria de Stoichkov, 2-1. En el Mundial de Francia 98 le pasó un caso similar. Anotó en todas las victorias teutonas y en cuartos, que perdieron contra Croacia, no mojó. Una anécdota “graciosa”.
Se retirada fue en Lión el 4 de julio del 98, en el partido de cuartos de final del Mundial de Francia 98 en el que se enfrentaron contra Croacia.

En la actualidad ejerce de entrenador del Bayern Munich. Tras un inicio irregular, parece que se esta volviendo ha ganar la confianza a base de buenos resultados. Son terceros a tres puntos del líder. Pero su primera experiencia como entrenador fue con la selección alemana en el año 2004. A la que, contra todo pronostico, llevó a la tercera posición del “su” mundial.
El 18 alemán forma parte de la historia de este deporte. Su velocidad, su potencia, sus cabezazos y sus rápidos remates siempre serán recordados.

video

6 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Uno de mis jugadores preferidos. Una de las primeras camisetas de fútbol que me compre, era una de Alemania con el 18 de Klinsmann, concretamente, tras ganar el Mundial de Italia'90. Un abrazo.

Silvia dijo...

Impresionante la media con 0.47 goles por partido a lo largo de su carrera. Sin duda uno de los grandes en Alemania sus números la avalan.

Ahora como entrenador veremos si es tan bueno y llega tan lejos como en su etapa de jugador.

Un abrazo

Silvia dijo...

El comentario de antes era yo Silvi de http://www.silviyelfutbol.com/

Adeu

Diego Teruel ''Bombiko'' dijo...

Repartia buen fútbol...
Solo lo he podido seguir en videos,pero por lo que veo....es una máquina

Un saludo!

www.quejaleo.blogspot.com

Riikii dijo...

Intercambio de links?

Contesta en mi blog porfavr.

Mundo-riki



Saludos

Dani Navedo dijo...

Hola.

Por fin he encontrado un hueco para poner el link en el blog, ya estás enlazado.

Un saludo!!

La sorpresa que todos esperaban está en marcha en El fútbol es injusto